La revolución del sector agrícola con el IoT

El Internet de las cosas es capaz de transformar el mundo en que vivimos con ciudades más inteligentes, automóviles conectados e industrias más eficientes. El Internet de las cosas ha revolucionado nuestra vida, también el sector agrícola, y lo seguirá haciendo con un mayor impacto gracias a la optimización de procesos.

Para alimentar a los más de 9.600 millones de personas que seremos en el año 2050, la industria agrícola habrá de adoptar el IoT por medio de soluciones digitales consiguiendo así satisfacer la demanda de más alimentos en condiciones adversas.

El año pasado se preveía finalizar con 8.500 millones de dispositivos conectados en todo el mundo, con un incremento del 31% con respecto al 2016 esperando este año una subida mayor. También en lo que se refiere a la agricultura inteligente.

La agricultura inteligente es un sistema intensivo en capital de alta tecnología que permite cultivar alimentos de forma sostenible y limpia. Se construye un sistema que nos posibilita monitorear el campo de cultivo con automatización del sistema de riego y sensores. Logra hacer un uso más eficiente del agua y optimización de tratamiento e insumos.

Podemos conseguir grandes cosas como la optimización de procesos, ahorrar tiempo, mejorar la calidad del producto, un mayor rendimiento por hectárea, predecir fallos en máquinas, controlar plagas y más.

Con ella podemos además obtener información detallada del suelo, tipo de cultivo y variaciones climáticas en tiempo real haciendo uso de un dispositivo inteligente. Con ello, se pueden hacer mediciones y predicciones para ahorrar tiempo (y dinero) con una mayor rentabilidad de cada cultivo.

Qué hace el IOT en el sector agrícola

Algunas aplicaciones del IOT en sector agrícola para que nos hagamos una mejor idea de ello son:

  • Los drones agrícolas
  • La agricultura de precisión
  • Los invernaderos inteligentes
  • El monitoreo de ganado
  • Los controles de plagas inteligentes
  • Los Smart tractors, tractores inteligentes

Cada día se necesita menos la intervención humana en muchos procesos, y especialmente en los agrícolas en que las máquinas y tecnologías son cada vez más autónomos, pueden tomar decisiones en poco tiempo con una alta precisión.

Lo hacen recogiendo, almacenando y procesando en tiempo real datos de diferente procedencia para cruzarlos con otra información relacionada y crear grandes cosas. Ahora es más fácil que nunca poder predecir y adelantarnos al futuro para tomar las mejores decisiones en cada momento de un cultivo usando datos precisos, actualizados y reales.

Según el contexto, basándose en datos obtenidos, los agricultores pueden controlar de forma manual los dispositivos conectados o automatizar los procesos para la acción que consideren.

Con nuestras soluciones, tanto para bodegas como para cooperativas alimenticias, puedes dar el paso definitivo a la transformación digital y aprovechar al máximo el IoT, contacta con nosotros y te explicaremos cómo contar con lo último para tu negocio.

Si te ha gustado este post compártelo 😉
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario