Descubre las ventajas de implantar un sistema ERP distribución

¿Qué puede hacer un ERP por una empresa de distribución?

Ya desde hace unas décadas, el universo organizativo empresarial ha resultado redefinido por la implantación de nuevos sistemas y herramientas digitales con los que potenciar y optimizar sus procesos. Así, sectores fundamentados en la logística, requieren un control impecable de su stock y de sus envíos, siendo un ERP de distribución la solución más eficiente para cubrir todas sus necesidades.

Por ello, si estás pensando en renovar tu proceso expeditivo, a continuación ofrecemos algunos argumentos bastante potentes.

Ventajas de disponer de un ERP de distribución

La mayoría de empresas distribuidoras o los departamentos comerciales de muchas multinacionales han confiado en SAP Business One para hacerse cargo de las tareas de gestión de almacén y envío de forma consolidada.

Y es que una de las principales ventajas de usar este tipo de software es la posibilidad de trabajar en tiempo real, disponiendo así de información constante sobre el estado de cualquier proceso dentro del citado ámbito organizativo. Además, su gestión se realiza de forma integrada con contabilidad, por lo que la variación de existencias y las anotaciones de ingresos suceden de forma simultánea.

Por otro lado, disponer de una mayor cantidad de información de manera permanente evita que se den roturas de stock o errores en los inventarios, garantizando un mejor servicio al cliente y reduciendo de manera considerable los gastos de mantenimiento y pérdidas por obsolescencia.

Esto, a su vez, te permite realizar un análisis inmediato de cualquier situación que se esté produciendo dentro de la organización, por lo que instalar un módulo distribución asociado a cualquier ERP es imprescindible para completar el circuito de controlling financiero.

Características de un ERP de distribución

Las funciones que nos permite este tipo de soluciones son muchas, y dependiendo del software que se instale es posible personalizarlas, pero principalmente se basan en la gestión del aprovisionamiento, del almacén y de los envíos.

En empresas en las que la expedición de mercancías constituye una parte fundamental de su negocio, un ERP de distribución permite agrupar los envíos o priorizar los mismos para reducir costes y evitar sanciones en los pagos por no ajustarnos al contrato marco establecido con el cliente, así como una trazabilidad absoluta de los pedidos y de las entregas posteriores.

Sin duda, el gran atractivo de cualquier ERP reside en la gestión optimizada de la información. La gran cantidad de datos que son capaces de monitorizar y su procesamiento efectivo se convierten en tu principal ventaja competitiva.

 Si quieres saber cómo poner en marcha en tu empresa un ERP contacta con nosotros y te ayudaremos para que realices el cambio de forma ágil, fácil y segura.

Si te ha gustado este post compártelo 😉
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Deja un comentario